miércoles, 19 de febrero de 2014

Motolinia, Historia de los indios de la Nueva España

Jesús Sandonis, Retrato imaginario de Motolinía
 |  PDF  |  EPUB  |  MOBI  |

En 1524 fray Toribio de Benavente llegó a la Nueva España, México, formando parte de un grupo de doce franciscanos destinado a la predicación en las tierras recién conquistadas. Al pasar por Tlaxcala (los aliados de Hernán Cortés) escuchó que sus habitantes les aplicaban el término Motolinía, (pobrecitos) al observar lo raído de sus hábitos y lo austero de su comportamiento. A fray Toribio le gustó la denominación, que pasó a utilizar desde entonces a lo largo de los cuarenta y cinco años que vivirá en América.

Se convertirá en un extremado defensor de los derechos de los llamados indios, se interesará con auténtica curiosidad renacentista por su historia, costumbres y rituales, e inevitablemente chocará a veces con las autoridades españolas (lo que en una ocasión le hará buscar refugio en la zona de Puebla, con nombre supuesto). Aunque condena con dureza los abusos de los españoles, se enfrentará a la actitud maximalista de dominico Bartolomé de las Casas, que considera excesivamente maniquea. En una famosa carta que dirige al emperador Carlos V se permitirá lanzar algunos dardos contra el Protector Universal de Todos los Indios, al que poco menos que acusa de hipocresía en lo referente a su excesivo rigor contra los españoles.

Motolinía escribió mucho, y aunque a veces expresa que lo hace por obligación, por mandato de sus superiores, se puede observar que disfruta haciéndolo: gusta de narrar, de acercar al lector a ese mundo nuevo tan diferente. Muestra un auténtico interés por sus diferentes culturas y por sus tradiciones, desentraña sus calendarios, sus libros jeroglíficos, su organización. Y lo describe todo, en buena medida, con una visión propia del etnógrafo, incluso cuando condena lo que considera barbarie inhumana, como los sacrificios humanos.

Se identifica con los naturales, a los que continuamente alaba: «Estos indios naturales (tienen) grande ingenio y habilidad para aprender todas las ciencias, artes y oficios que les han enseñado, porque con todos han salido en tan breve tiempo, que en viendo los oficios que en Castilla están muchos años en deprender, acá en sólo mirarlos y verlos hacer, han muchos quedado maestros. Tienen el entendimiento vivo, recogido y sosegado, no orgulloso ni derramado como otras naciones.» Y denuncia las diez plagas que les han herido (epidemias de viruela y sarampión, la propia guerra de conquista, la hambruna posterior a ella, las encomiendas, la enorme presión de los tributos, las minas de oro, la edificación de Ciudad de México, la generalización de la esclavitud, las luchas civiles entre españoles). Pero considera también los beneficios que ha traído a las poblaciones la conquista, comenzando por la cristianización. Por ello resulta de gran interés como descripción del proceso de aculturación que se acababa de iniciar.

Codex Cihuacoatl (París)

1 comentario: