martes, 10 de marzo de 2015

James George Frazer, La rama dorada. Estudio sobre magia y religión

|  PDF  |  EPUB  |  MOBI  |

Eneas quiere descender al Averno, y la Sibila está dispuesta a ayudarle: «Bajo la oscura copa de un árbol se oculta un ramo cuyas hojas y flexible tallo son de oro, el cual está consagrado a Juno infernal; todo el bosque lo esconde, y las sombras lo encierran entre tenebrosos valles, y no es dado penetrar en las entrañas de la tierra sino al que haya desgajado del árbol la rama dorada (...) Arrancado un primer ramo, brota otro, que se cubre también de hojas de oro; búscalo pues, con la vista, y una vez encontrado, tiende la mano, porque si los hados te llaman, él se desprenderá por sí mismo; de lo contrario, no hay fuerzas, ni aun el duro hierro, que basten para arrancarlo.» (Virgilio, Eneida, libro VI)

El antropólogo escocés James George Frazer (1854-1941) acudirá a esta vieja historia para presentar el resultado de una exhaustiva investigación sobre el asesinato ritual del sacerdote-rey del templo de Diana, junto al lago de Nemi, cerca de Aricia. Tras la publicación de un extenso estudio en 1890, durante los años siguientes el autor continuará acumulando una cantidad descomunal de referencias etnográficas de los cinco continentes con los que quiere probar su teoría sobre el origen mágico de las religiones: en 1914 alcanza los doce volúmenes. Por ello, en 1922 realizará una edición abreviada, que es la que presentamos; todo ello muestra el interés con que fue recibida fuera del círculo cerrado de los especialistas. Todavía hoy, a pesar de haber quedado superada desde el punto de vista científico, continúa siendo una obra que atrae e interesa.

El primer motivo es la admiración ante la ingente acumulación de información etnográfica que, si bien está interpretada (cuando no deformada) en función de los planteamientos ideológicos del autor, resulta valiosamente representativa del ambiente intelectual victoriano: un bonito cóctel de positivismo, evolucionismo y dosis considerables de confianza (más bien, certeza) en el progreso imparable de la humanidad, naturalmente guiada por la providencial raza blanca que ha conseguido liberarse de la nociva influencia de las religiones orientales... José Carlos Redondo lo sintetiza de este otro modo: «The Golden Bough presenta la tesis fundamental de que el hombre, gracias a sus avances y progresos, ha evolucionado en los modos de pensamiento desde la magia, pasando por la religión, hasta llegar al pensamiento científico. A lo largo de la obra aparece ese deseo decimonónico de querer entender el mundo y al hombre dentro de la naturaleza, mundo que los progresos de la navegación y los descubrimientos geográficos de nuevas tierras habían posibilitado. Es pues meritorio que Frazer intentara hacer asimilable al público las nuevas informaciones aparecidas dentro de un campo nuevo como en aquel entonces era el de la Antropología.»

Pero es que, además, la obra está muy bien escrita. El profesor antes citado le dedica un interesante artículo en el que defiende su valor canónico desde el punto de vista literario. Nos encontramos ante una de aquellas obras culturales «que se valen de un disfraz literario pero cuya motivación y objetivos son distintos de los de la obra estrictamente literaria.» Y sin embargo, ese vehículo literario es poderoso y eficaz: la implicación emocional del autor, las conexiones narrativas entre sus partes, la abundancia de registros verbales como la ironía, metáforas, paralelismos y repeticiones... «The Golden Bough es una obra excepcional porque conecta la psicologización típica de la obra literaria con la realidad empírica ―igualmente típica― de la obra divulgativa de carácter científico. No se trata de una deformación de la realidad, pero sí de la creación de una nueva realidad. En este punto es donde radica el gran valor literario de The Golden Bough. The Golden Bough, a pesar de que sus teorías antropológicas han perdido actualidad y vigencia, no se ha agotado como obra porque presenta un núcleo informativo rodeado de elementos emotivos, estéticos y volitivos.» (José Carlos Redondo Olmedilla, «The Golde Bough: simbiosis de valores en una obra canónica», Cauce, nº 28, 2005, pp. 307 ss.)

William Turner, La rama dorada (1834)

4 comentarios:


  1. A lo largo de la historia: el hombre ha caminado agarrado del mito y la religión y, la mayoría de los casos los llega a unir en un solo tema, esto será siempre el devenir del hombre.

    ResponderEliminar

  2. A lo largo de la historia: el hombre ha caminado agarrado del mito y la religión y, la mayoría de los casos los llega a unir en un solo tema, esto será siempre el devenir del hombre.

    ResponderEliminar
  3. acabo de descubrir este blog y es un magnífica fuente de conocimiento. estoy diciéndoselo a todos los amigos interesados en la historia.
    Muchas gracias a quien corresponda

    ResponderEliminar