domingo, 9 de febrero de 2014

Crónicas mozárabes del siglo VIII

El escriba. Del Códice Albeldense (siglo X)
 |  PDF  |  EPUB  |  MOBI  |

Apenas tres o cuatro décadas después de la irrupción de Tarik y sus gentes en la península Ibérica, dos desconocidos mozárabes (cristianos de origen hispano-romano-visigodo...) compusieron sendas continuaciones a la prestigiosa Historia Gothorum Wandalorum et Sueborum de Isidoro de Sevilla. Constituyen, por tanto, las primeras fuentes escritas de cierta extensión sobre la conquista musulmana del reino de Toledo.

La primera, llamada Continuatio Byzantia-Arabica, o simplemente Crónica Bizantina-Arábiga, se piensa actualmente que fue concluida en 743-744 por  un funcionario al servicio de los gobernantes, que pudo disponer de fuentes diversas de procedencia oriental. Muy breve, se centra ante todo en la expansión musulmana.

La segunda, más extensa, ha recibido diversas denominaciones: Continuatio Hispana, Cronicón de Isidoro Pacense (por el nombre del supuesto autor que figura en algunos códices) o, simplemente, Crónica Mozárabe de 754. Más extensa, fue redactada posiblemente por un clérigo al que, con diferentes argumentos, se le ha hecho proceder de Toledo, de Córdoba o del sudeste peninsular. Se ocupa preferentemente de los acontecimientos hispánicos a lo largo del siglos VII y primera mitad del VIII, de los que constituye la principal fuente de información, coincidente en líneas generales con las narraciones árabes conservadas, más tardías. Además muestra un gran interés en relacionar estos hechos correctamente con los de la Romanía (como llama al Imperio Bizantino) y los del califato islámico.

Por si fuera poco, acuña la frase «la ruina de España», llamada a tener una larga vigencia en los siglos siguientes. Y la lamenta de este modo: Quis enim narrare queat tanta pericula? Quis dinumerare tam inportuna naufragia? Nam si omnia membra verterentur in linguam, omnino nequaquam Spanie ruinas, vel eius tot tantaque mala dicere poterit humana natura. (¿Quién será capaz de referir tantos peligros? ¿Quién de enumerar tan terribles desastres? Pues si todos los miembros se convirtiesen en lenguas, aún así jamás pudiera hombre alguno publicar la ruina y los males tan grandes y sin cuento que afligieron a España.)

Leer es conversar. Del Códice Albeldense

2 comentarios:

  1. Gran aporte. Muchas gracias por la entrada y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar