domingo, 27 de abril de 2014

Alexis de Tocqueville, Sobre la democracia en América

|  PDF  |  EPUB  |  MOBI  |

Un joven magistrado francés se embarca en 1831 para dirigirse a los Estados Unidos con el objetivo de estudiar su sistema penitenciario. Ahora bien, en su equipaje interior lleva muchos acontecimientos, fenómenos y conflictos: la recién inaugurada monarquía liberal de Luis Felipe; la restauración de Luis y de su hermano Carlos; el imperio de Napoleón; la república del consulado, del directorio, de la convención; la fallida monarquía constitucional... Todo ello girando en torno a los dos conceptos de libertad e igualdad (el de fraternidad ha quedado un tanto traspapelado).

Pues bien, al desembarcar descubre que «existe un hecho que atrae la atención del europeo a su llegada a las costas del Nuevo Mundo más que ningún otro: Reina una igualdad sorprendente entre las fortunas; a primera vista, incluso las mentes parecen iguales. Me sorprendió, igual que a otros, apreciar esta igualdad extrema en la condición...» Durante nueve meses recorre buena parte de la joven república, y algo del Canadá. Observa, analiza, se documenta... Constata la existencia de una sociedad que ha logrado establecer una conjunción estable de la libertad y la igualdad, a diferencia de lo que ha ocurrido en Europa y sigue ocurriendo en la América hispánica. Pero no es un visitante complaciente: registra también las carencias diversas, el conflicto entre poder central y descentralización, la conculcación admitida de sus propios principios (por ejemplo respecto al problema de la esclavitud y la población ya emancipada), la creciente fractura entre el norte y el sur...

A su regreso a Francia, Alexis de Tocqueville (1805-1859) decidirá sustituir el foro por el mundo académico, centrado en el estudio de los fenómenos políticos. Brevemente pasará del trabajo teórico al práctico, pero aunque alcanza puestos destacados, su carrera política será breve. Su gran éxito es la obra que nos ocupa, Sobre la democracia en América. Publica las dos primeras partes en 1835, y en en 1840 las restantes, y son rápidamente traducidas y reeditadas en numerosas ocasiones. Reúne y asocia magistralmente información histórica, política, legal, económica, y lo que hoy llamaríamos sociológica. Pero no es sólo un cúmulo de datos: el esfuerzo por explicarse la realidad de los Estados Unidos, tiene en buena medida como telón de fondo lo que el autor piensa que necesita Francia, su gran preocupación. De hecho su otro gran libro, El Antiguo Régimen y la Revolución (1856), constituía el punto de partida para una análisis profundo y comparable de la sociedad francesa.

La lectura de Sobre la democracia en América nos sorprende continuamente con sus análisis. Con frecuencia parece explicarnos lo que ocurrirá más tarde, ya sea la guerra civil norteamericana, o incluso el auge de los totalitarismos del siglo XX. Sirva este texto como ejemplo: «Pero nosotros hemos hecho en Europa extraños descubrimientos. La República, según algunos de nosotros, no es el reinado de la mayoría, como se ha creído hasta aquí; es el reinado de quienes se imponen por la fuerza a la mayoría. No es el pueblo quien dirige en esas clases de gobierno, sino los que dicen saber dónde está el mayor bien del pueblo: distinción feliz, que permite obrar en nombre de las naciones sin consultarlas y reclamar su reconocimiento, hollándolas a sus pies. El gobierno republicano es, por lo demás, el único al que se le debe reconocer el derecho de hacerlo todo, y que puede menospreciar lo que hasta ahora han respetado los hombres, desde las más altas leyes de la moral hasta las reglas vulgares del sentido común. Se había pensado, hasta nosotros, que el despotismo era odioso, cualesquiera que fuesen sus formas. Pero se ha descubierto en nuestros días que había en el mundo tiranías legítimas y santas injusticias, siempre que se las ejerciera en nombre del pueblo.»

Ilustración de Jason Smith

1 comentario: